La tranquilidad financiera ante la ausencia

Tranquilidad Económica AMGG Vida

“Protección, del latín protectĭo, es la acción y efecto de proteger (resguardar, defender o amparar algo o a alguien). La protección es un cuidado preventivo ante un eventual riesgo o problema”. 


Lo que sí es cierto, es que nadie está exento de ocurrirle un accidente, que se produzca una invalidez o fallecimiento y los familiares del afectado se desmoronen económicamente para cubrir los gastos necesarios del ser querido.

 
Contar con un seguro de vida brinda la calma necesaria si se presenta una eventualidad, sobre todo, sin tocar los ahorros que puedan tener. Contamos con una gama amplia de coberturas adaptadas a tus necesidades y planificación financiera, brindándote la tranquilidad de que tu familia o tu empresa queden protegidas ante la falta de un familiar.


Y aunque no hay una edad exacta para contratar un seguro de vida, lo recomendable es entre los 30 y los 50 años, edad en la que ya se ha empezado a tener una familia y un hogar (casa, carro, etc.), aunque no es necesario esperar a una edad en particular y menos a tener una familia.


En resumidas cuentas, aunque es aconsejable contratar un seguro de vida al tiempo de empezar a trabajar, lo que permite ser independiente gracias a la estabilidad económica y de esta forma poder brindar seguridad tanto para ti como para tus familiares de pasarte algo.  Lo cierto es que, el mejor momento para contratar un seguro de vida, siempre es ahora.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario