Evaluaciones médicas preventivas

Esperar a sentir alguna dolencia o malestar en el organismo, es poner en riesgo la salud. Toda persona sin importa la edad, debe realizarse chequeos médicos periódicos para evaluar cómo se encuentra. Se aconsejan que los mismos sean anuales, a esto se le llama PREVENCIÓN. ¿Por qué? Porque se puede controlar algún padecimiento o detectar cualquier patología o anormalidad, en una etapa temprana, para evitar complicaciones a mediano o largo plazo.

Toda evaluación incluye un interrogatorio médico-paciente, una exploración física exhaustiva y la realización de exámenes de laboratorio y de radiología para descubrir potenciales riesgos de salud y actuar inmediatamente ante la aparición de una enfermedad. Todo este proceso determinará la situación exacta de cómo se encuentra el organismo.

De tener alguna sospecha, se procedería a solicitar exámenes más precisos para confirmar el diagnóstico que se tiene. Aunado a esto, la edad, antecedentes familiares, enfermedad existente, tratamiento en curso y estilo de vida podrían cambiar la frecuencia con la que debería realizarse los chequeos y exámenes y así evitar que cualquier problema se vuelva crónico.

Los consejos oportunos de su especialista permiten un tratamiento oportuno y buen pronóstico a largo plazo. Y cumplir con todo ya dependerá de cada persona.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario